Ahorrar

Viendo que mis gastos superaban muchas veces el dinero que ganaba en un mes, decidí realizar un estudio. ¿En que me gasto mi sueldo completo mes tras mes?.

 

La cosa fue sencilla. Durante ese mes intente realizar todos mis pagos mediante tarjeta de débito (que no de crédito) para controlar en que me lo gastaba. Esos pagos fueron por ejemplo comidas y cenas fuera de casa, gasolina, comida y cosas variadas en diversas tiendas. Des pues están los gastos fijos como el alquiler, la factura del móvil, la del teléfono fijo+Internet, luz, etc. Finalmente tenemos el dinero que gastamos en metálico, del que también realice un estudio por gastos fijos y media de gastos entre semana y fines de semana. La verdad es que los resultados no me sorprendieron, pero si me alarmaron.

 

Primero mire mis facturas fijas, (de las que algunas comparto gastos) suponían aproximadamente el 35% de mi sueldo. Con lo que me quedaba un maravilloso 65% de sueldo para disfrutar ¿o no? después use los extractos de la tarjeta para ver que mas gastaba, el 5% de mi sueldo en gasolina, un 15% aproximadamente en supermercado, droguería… y, atención, 15% aproximadamente en cenas y comidas, me gastaba lo mismo saliendo a cenar o comer fuera algún día que otro, que lo que me gastaba el resto de días comiendo mi casa.¡¡¡Comer fuera es peligroso!!! A estas alturas del cuento ya me había gastado el 70% del sueldo. ¿Y que otros gastos quedan? Fácil, el “dinero de bolsillo” que llegaba casi a ese 30% restante.

 

El dinero de bolsillo.

 

O mas bien el dinero que vuela del bolsillo. Me di cuenta de que muchos de los gastos que realizaba con dinero de bolsillo eran fijos (Café, tabaco, libros, cena, comida rápida, copas el fin de semana…) y otros que solo hago esporádicamente (Revistas, un snack, coger un autobús…) los fijos eran los siguientes: Café a primera hora de la mañana, café a mitad de mañana, un par de libros al mes por lo menos, cena barata con los amigos un día a la semana, cena de un sitio de comida rápida una vez a la semana, y alguna que otra cerveza los fines de semana. Estos gastos prácticamente copaban ese 30% que teníamos de dinero de bolsillo, por que los gastos eventuales eran ínfimos (no llegaban ni al 5%).

 

No hay que decir que esto dejaba la fantástica cantidad de 0€ para ahorrar, cosa que tenia que cambiar cuanto antes. Soluciones y algunas cantidades ahorradas:

 

  • Tomar café en casa antes de salir y no en el bar ==> 20€ menos al mes.
  • Reducir el consumo de tabaco (actualmente 2 paquetes mes) ==> 20€ menos al mes.
  • No comprar comida medio preparada en el súper e ir con lista de la compra hecha==> ahorro del 35% en mis cuentas del súper.
  • Una sola cena fuera de casa a la semana ==> ahorro de casi 100€ mensuales.

Estos fueron los principales movimientos para ahorrar dinero, pero os listo otros cuantos que han supuesto en conjunto una ahorro casi similar al anterior.

 

  • Saquear las bibliotecas de mis amigos (devolviendo todos y cada uno de los libros, por supuesto) en lugar de comprarme tantos libros.
  • Disminuir el consumo de alcohol a solo dos o tres cervezas por fin de semana.
  • Estudiar mis consumos de móvil y seleccionar una tarifa mas adaptada a mis horarios, además de un paquete de SMS por el que me ahorro 3€ al mes (algo es algo).
  • No parar a comprar comida rápida en ningún sitio, aunque sean 3€ o 5€ al final de mes se notan.
  • Cambiar las bombillas de casa por bombillas de bajo consumo (el ahorro en la factura se nota).
  • Usar la calefacción lo menos posible, en casa no hay porque ir con camiseta de manga corta.
  • Conducción calmada. Si usas un vehículo, conducir despacio y de forma relajada hace que nosotros también nos relajemos, además de ahorrar muchos Euros y no solo en gasolina. Frenos, amortiguadores y neumáticos también durarán más.
  • Comprar lo más barato y no lo más grande. La competencia entre marcas en los supermercados esta en el tamaño estándar y no en los paquetes “familiares” fijaos en el precio por kilo o litro en productos como agua, aceite, cacao soluble… La mayoría de veces es mas barato el envase normal (agua de litro y medio, cacao de medio kilo…)
  • Evitar dejar los electrodomésticos de línea marrón (HIFI, TV, DVD…) y ordenadores en modo “stand by” (con la lucecita roja) ya que siguen gastando, yo he puesto regletas con interruptor para poder desconectarlos del todo. Evitar también dejar enchufados cargadores y transformadores, si tocáis un transformador de algún aparato (impresora, consola de videojuegos…) veréis que aunque lleve varios días apagado ¡El transformador sigue caliente!

Bueno, estos son algunos de los pequeños trucos y esfuerzos que he realizado yo para mejorar mi economía y la verdad es que a mi me funciona. Contadme los vuestros y decidme que tal os funcionan.