Tarjetas de créditoHoy en día casi todos tenemos al menos una tarjeta de crédito aunque sea «por si acaso». Algunos por si acaso, otros para fraccionar las compras grandes y algunos para llegar a fin de mes. Vamos a repasar algunas cosas a tener en cuanta antes de adquirir una de estas tarjetas.

 

 

Mirar condiciones. Las tarjetas, como todo producto financiero, tienen un contrato del cual hay que leer detenidamente las cláusulas para enterarnos que podemos y no hacer con nuestra tarjeta y con que condiciones. Muchas veces nos enteramos de ventajas de la misma que ni siquiera se nos había ocurrido pensar que tiene una tarjeta de crédito.

 

Intereses. Es una de las cosas mas importantes de una tarjeta de crédito, por no decir la mas importante. Actualmente en España el interés ronda entre el 1,5% y el 1,8% Mensual lo que puede suponer mucho dinero al cabo del año. Si tenemos una deuda mantenida de 1000€ durante todo el año nos cobrarán entre 150 y 200€ al cabo del año. Fijaos bien en este aspecto, ya que puede suponer unas diferencias de alrededor de 50€ anuales y algunas compañías abusan mas, sobre todo ofreciendo descuentos y demás.

 

Formas de pago. Todas las tarjetas pasan el pago el día 1 de cada mes (Yo he intentado cambiarlo de día y no hay manera). Ya sea toda la cantidad adeudada el mes anterior o una parte de esta. Hay que ver que nos conviene mas, si queremos que ns pasen todo a fin de mes o queremos fraccionar el pago. Al fraccionar el pago tenemos dos opciones en la mayoría de bancos.

 

  • Pagos fijos: Se paga una cantidad fija al mes hasta que se salda la deuda. En esta opción hay que tener cuidado con una cosa. Si la deuda es muy grande y fijamos una cantidad pequeña, estaremos prácticamente pagando intereses a la compañía de crédito y no veremos bajar la deuda apenas.
  • Porcentaje de la deuda: Se paga un porcentaje de la cantidad adeudada, cuanto mas debemos más pagamos. Aquí hay que tener cuidado a la inversa, ya que con una deuda media o baja nos irán descontando un porcentaje y se dilatara mucho el pago.

Gastos de mantenimiento y emisión. Algunas entidades no cobran cuota anual pos sus tarjetas si las usamos, otras no cobran cuota alguna y otras cobran alrededor de 12€. La mayoría de veces el no pago de la cuota esconde un superior interés mensual (cuidado con las tarjetas que no pertenecen a bancos) o la obligación de realizar x compras anuales o mensuales. Prácticamente todas las entidades cobran gastos de emisión a excepción de algunos bancos que operan únicamente en Internet (aunque sus intereses en esos casos no suelen ser bajos).

 

Regalos y descuentos. Muchas tarjetas (sobre todo de de entidades no financieras) te hacen descuentos en carburantes, compras y regalos. Estas tarjetas suelen tener un interés mayor que el resto, por lo que el descuento que nos ofrecen acabamos pagándolo igual. Fijaos bien en todos los aspectos antes de aceptar una tarjeta por los descuentos que nos ofrezcan. Otra cosa diferente son los «puntos» que nos ofrecen algunas entidades bancarias por comprar con nuestras tarjetas, estos no suelen incrementar el coste de mantenimiento ni los intereses de las tarjetas, nos los ofrece la entidad bancaria directamente y no la compañía emisora de la tarjeta (VISA, MASTER…), lo único que buscan estos puntos es incentivar que paguemos con nuestras tarjetas.

Esto son solo llamadas de atención sobre ciertas cuestiones de las tarjetas. Lo mas importante de todo es que la contratéis con una entidad de confianza y tengáis bien claras todas las condiciones. Y cuidadín que las carga el diablo!!!