Es decir que con lavarse las manos con agua y jabón es suficiente. No es necesario gel alguno. Pero entonces, ¿para qué se puede necesitar el gel?