Desde hace mucho tiempo, corre el rumor (que no se sabe de donde ha salido) de que apagar y volver a encender un tubo fluorescente, consume más que dejarlo encendido durante “X” tiempo. Según la persona que nos lo diga “X” será desde 20 minutos hasta 5 horas. Este bulo ha sido extendido por todo el mundo y podemos encontrar artículos en varios idiomas desmintiéndolo. Incluso se ha publicado en revistas y webs “serias” como en la web de Consumer Eroski en este artículo.

En realidad no hace falta ser una lumbrera para entenderlo, ni hacer una comprobación mediante complicadas fórmulas. Es tan sencillo como tener en cuenta varios aspectos y aplicar la lógica:

  • La luz de casa esta limitada a unos watios, dependiendo del contrato que tengamos. Una de las posibles es 2,4 Kw. (2400W) Aunque pueden estar a 1,9Kw, 3,5 Kw, 5Kw o similares.
  • El tubo fluorescente consume unos 12W
  • Al encender un tubo fluorescente en casa no nos salta el automático. Por lo que su consumo no puede superar los 2,4Kw que tenemos de límite (por lo menos en mi casa).

Conclusión: 2 segundos de consumo de algo que consume 2400w es 10 veces menor que tener algo que consume 12W durante una hora encendido. Por lo que aún partiendo de la falsa premisa que el encendido consume 2400W, nos saldría rentable apagarla si no la fuésemos a usar durante más de 5 minutos.

En la página todoexpertos.com encontramos nuestra pregunta con su correspondiente respuesta:

Siempre hemos oído que los fluorescentes consumen una gran cantidad de electricidad en el momento de encenderlos, pero que el consumo una vez encendidos se reduce considerablemente.
Por este motivo se aconseja dejar los fluorescentes encendidos, aunque no se utilicen durante un tiempo, que apagarlos y volver a encenderlos.
¿A partir de cuanto tiempo, sin previsión de volverlo a necesitar, es conveniente apagar un fluorescente? ya que el consumo del encendido es inferior a tener que apagarlo y volverlo a encender.
Gracias

En efecto el consumo máximo lo hace en el encendido, pero son un par de segundos que es lo que tarda en reaccionar el gas con el calor. Cuando se recomienda dejarlos encendidos es cuando vas a estar continuamente pasando a ese habitáculo. Si por el contrario vas a tardar más de 15 minutos te recomiendo que apagues. El motivo real no es el consumo, el motivo es que el tubo tiene una vida determinada encendido, pero las resistencias que lleva para hacer funcionar el tubo se agotan antes que el tubo en sí, eso sucede en el parpadeo del encendido. Cuantas más veces enciendas y apagues menos te dura el tubo.
Saludos y espero haberte sacado  de dudas.

En realidad el encendido de un tubo fluorescente gasta lo que aproximadamente gastaría al estar unos 23 segundos encendido. Además en el programa cazadores de mitos demostraron que el encendido y apagado de los tubos ni siquiera afecta sensiblemente a la vida útil del tubo.

Si aún tenéis dudas, o más curiosidad (y sabéis ingles) podéis leer el siguiente artículo en scientificamerican.com Does Turning Fluorescent Lights Off Use More Energy Than Leaving Them On?